Blog

Ballet Austin: ¿Cómo desarrollar audiencias para formatos que le son ajenos a nuestro público?

Clara Ajenjo

Por

24 Feb 2017

BAS-Ballet-Austin-7

El desarrollo de audiencias es una tarea preciosa y constante que cualquier teatro, museo, orquesta o ballet debe explorar. Pero claro, no es lo mismo abordar el desarrollo de una audiencia que está familiarizada con nuestra forma artística, que conoce al menos la música del ballet que presentamos, o que ha oído hablar alguna vez del compositor de la pieza que se va a interpretar, que expandir las audiencias a nuevos formatos con los que el público no está familiarizado. Lo primero siempre es conocer a nuestro público.

¿Qué pasa cuando queremos desarrollar audiencias para nuevos formatos? Un caso verdaderamente inspirador que ayuda a esclarecer esta pregunta es el del Ballet Austin, que ayudado por la Fundación Wallace ha puesto en marcha una investigación para encontrar formas nuevas y efectivas de implicar al público de todas las formas y estilos de hacer ballet, desde el más clásico y barroco a estilos más contemporáneos.

El equipo de desarrollo de públicos de este magnífico ballet decidió categorizar sus obras según el carácter narrativo de la pieza y la familiaridad o popularidad de la misma para comenzar el análisis de sus audiencias. Medido así, por ejemplo el Cascanueces estaría en un extremo y las obras de ballet más contemporáneo, con movimientos, músicas y vestuario menos clásicos en el otro.

BAS-Ballet-Austin-Continuum-Before

Pensaban que el recorrido natural de la audiencia era lineal y que el público asistía primero a los espectáculos menos ‘complejos’ y que le eran más familiares, y después a los menos narrativos y que el público no conocía de antemano. Pero tras la investigación, se dieron cuenta de que esto no era exactamente así.

BAS-Ballet-Austin-Continuum-After

A través de diversas actividades están tratando de reducir la brecha de incertidumbre entre los públicos de las distintas categorías. Aspirando a que la audiencia fluya por todos los formatos que este ballet desarrolla en el escenario.

Una de las experiencias que más nos ha gustado es el programa Ballet-O-Mania! Una exposición interactiva que se celebra antes de un espectáculo de danza, donde el público va pasando por diversos stands y conociendo aspectos de esta disciplina -escuchar de la mano de una bailarina como se colocan unas puntas o aprender pasos de ballet en un pequeño vinilo- y que según cuentan desde el Ballet Austin les ha dado resultados bastante positivos en el desarrollo de su público.

Conoce todo este caso práctico en profundidad en el siguiente vídeo y en este artículo.

 

Deja tu comentario

Acepto la política de protección de datos de ASIMÉTRICA