Blog

¿Es necesaria la consultoría cultural en España?

Asimetrica

Por

25 jun 2010

Cuando en el equipo de ASIMÉTRICA hemos reflexionado sobre la filosofía que nos animaba a poner en pie una consultoría especializada en la gestión y el marketing cultural y el conocimiento y desarrollo de las audiencias, siempre acabamos hablando de que ésta es una de las áreas débiles de la gestión cultura en España. De ahí nace nuestra preocupación y nuestra dedicación al conocimiento. En las últimas décadas se han dado notabilísimos pasos adelante en infraestructuras, presupuestos, recursos humanos y consumo cultural, pero sin embargo, el ámbito de la gestión, de la comunicación, de la relación con los públicos, entre otras áreas, mantiene unos débiles niveles de atención por parte de las organizaciones, empresas e instituciones relacionadas con la cultura. Una escasa atención que sitúa a nuestro país en la necesidad de dar un salto cualitativo en este ámbito, tan desarrollado en otros países vecinos y en otros sectores económicos.

Prestar atención a cómo mejorar los procesos, la formación, los perfiles profesionales, la viabilidad de los proyectos culturales, las estrategias de marketing, el empleo adecuado de las  nuevas tecnologías en la comunicación cultural, la evaluación y la analítica de las audiencias… son a día de hoy retos concretos, que de ser superados, permitirán a la cultura española dar un salto cualitativo y cuantitativo. En esa tarea, organizaciones, empresas e instituciones cuentan con nosotros como socios.

El cercano ejemplo de El Galliner

En España hay numerosas experiencias ejemplares de relación con los públicos culturales, desconocidas para buena parte de quienes trabajan en el sector cultural. Una que hay conocer, tiene como escenario Manresa. El Galliner, la asociación que lo programa, liderada por Joan Morros, generó hace quince años un poderoso movimiento original y participativo que condujo a la reapertura del teatro Kursaal en 2007, cerrado veinte años atrás. Un grupo de manresanos amantes del teatro y conscientes de que su impulso en una ciudad de tamaño pequeño (75.000 habitantes) pasa necesariamente por implicar al máximo de ciudadanos en la tarea, creó hace quince años una asociación para promover la apertura. Hoy, El Galliner programa el teatro y realiza docenas de actividades socioculturales cada mes en Manresa. Su camino ha sido el de emplear intuitivamente todas las fórmulas de colaboración y comunicación con los públicos, dando amplia participación en la gestión, implementando técnicas para el conocimiento de los espectadores y para la evaluación de los resultados. Hoy, el Kursaal es un buen ejemplo de lo que puede lograrse poniendo los públicos en el centro de la gestión de un espacio cultural. Baste decir que a día de hoy disponen de una base de datos de 6.000 móviles, 20.000 correos, y su grupo de Facebook cuenta con 1.500 amigos. Hoy, cada año, 65.000 personas acuden al Kursaal. Como dicen en su web (www.kursaal.cat), “El equipo humano y su compromiso con la cultura y los espectadores es uno de los principales éxitos del Kursaal.”

Post por Raúl Ramos

Deja tu comentario

*

Acepto la política de protección de datos de ASIMÉTRICA