Blog

La importancia de los datos para el sector cultural

Elisa Damiani

Por

26 Feb 2013

La semana pasada estuvimos impartiendo dos talleres, el lunes en la Fundación Lázaro Galdiano dimos una sesión de cuatro horas con Bruno Fernández sobre programas de fidelización para museos. De miércoles a viernes cambiamos la fundación por los Teatros del Canal para impartir los talleres de Emprende Clásica 2013.

En ambos talleres hablamos mucho de la importancia de los datos, por lo general a este término le seguían otros como ticketing o CRM, y mientras nosotros hablábamos de los datos con tranquilidad nuestros oyentes ponían cara de preocupación y varias preguntas se quedaban en el aire. Ninguno de ellos cuestionaba la necesidad de tener datos del público, es más todos lo veían como la conditio sine qua non para poder fidelizar a su público actual y además construir nuevas audiencias.

Identificando las perlas blogEl problema es que por mucho que entiendan la importancia de los datos la realidad a la que muchos de ellos se enfrentan es muy distinta, en algunos casos hablamos de una falta total de datos a la que le acompaña una serie de presunciones sobre quién es su público, y en el mejor de los casos largos informes hechos a través de encuestas que no han podido ni sabido utilizar a su favor. Por eso una de las primeras cosas que planteamos cuando hablamos de datos es ¿para qué necesitamos los datos? Los datos nos tienen que ayudar mejorar, a mejorar la experiencia del usuario en su visita, ya sea on line o física, pero también es importante que usemos los datos para saber lo que ya estamos haciendo bien y lo perpetuemos. Si tenemos la suerte de que tenemos un programa de ticketing con CRM, podemos contar con los pautas de comportamiento de nuestros usuarios: cuántas veces han comprado, para cuántas personas, cuántas visitas han hecho en el último año y demás; estos sistemas nos aportarán muchos datos cuantitativos, tantos que podemos correr el riesgo de perdernos entre tanto dato y por ello es fundamental qué antes de nada las organizaciones culturales se pregunten ¿qué datos necesito y qué uso les voy a dar?  Lo importante es que se planteen esta pregunta usen o no un sistema de CRM, en muchos casos lo ideal sería contar con uno, pero no siempre es posible. No tener un sistema de ticketing con CRM no quiere decir que no podamos conseguir datos de calidad, sino que la gestión será más complicada, siempre puedes poner formularios en tu espacio y también en tu web que estén unidos a una lista de correo. Como explica Beth Aplin en su artículo,  lo ideal es que planifiques bien cualquier campaña que tenga que ver con la recogida de datos de los usuarios, teniendo siempre en cuenta que desde el primer momento que te plantees pedir datos tienes que tener en cuenta la finalidad que persigues.

Como ya he mencionado antes, usar un sistema de ticketing nos dará una gran cantidad de datos cuantitativos muy valiosos, pero no tendremos datos en cuanto a la experiencia del usuario, la única forma de conseguir éstos es a través de encuestas de valoración, de nuevo te animo a que leas el artículo de  Beth Aplin dónde encontrarás un par de ejemplos sobre este tipo de encuestas, partiendo de la premisa de que lo importante siempre es saber más de nosotros mismos y de nuestros usuarios.

Durante el 2013 iremos publicando recursos e impartiremos distintos cursos sobre el uso efectivo de los datos para el sector cultural donde abordaremos casos de estudio y buenas prácticas de organizaciones con y sin sistemas de ticketing. Sabemos que parte del cambio de modelo de las organizaciones culturales pasa en buena medida por conocer al público y establecer relaciones duraderas y de calidad con ellos. Aunque reto parece enorme, si vamos paso a paso conseguiremos que hasta las organizaciones más limitadas en recursos consigan conectar con esta nueva forma de hacer gestión, marketing y comunicación cultural.

@Elise_and_Me

Post por Elisa Damiani

Imagen: IDENTIFICANDO LA PERLAS, Beth Aplin, Revista Conectando Audiencias, nº3, 2011 

Deja tu comentario

Acepto la política de protección de datos de ASIMÉTRICA