Blog

Las redes como factor de cambio

Asimetrica

Por

19 Oct 2010

Las redes sociales son sin duda uno de los cambios más profundos producidos en nuestra contemporaneidad en los sistemas de información, comunicación y de toma de decisiones. Pienso además que perdurarán, esencialmente por su sencillez de manejo, accesibilidad y universalidad. También porque, a pesar de que los poderes económicos, sociales y políticos, intentan controlarlas y dirigirlas –y lo harán mucho más en el futuro- su esencia dificulta notablemente ese control. Para bien y para mal.

Las redes son expresión del deseo de los ciudadanos, de cada uno de ellos, por comunicarse, opinar, incidir en la marcha de las cosas. El ciudadano odia que le presenten platos fríos cuya composición y aspecto ha sido decidido sin consultarle y opta por cocinar su propio plato y por exigir que quienes los fabrican atiendan sus deseos. Bien. Resultan curiosos algunas noticias que anuncian un nuevo modelo de relación con las marcas y con los servicios. GAP ha tenido que retirar su nuevo logo una semana después de su lanzamiento. La cadena, que en su red cuenta con más de 700.000 amigos, decidió el nuevo aspecto de su marca sin consultar y ha tenido que comérselo con patatas; el logo y el desembolso del diseño y el lanzamiento. Las tiendas de modas ven cómo proliferan las redes en que jóvenes ajenas a cualquier marca propongan en redes las nuevas tendencias o, al menos sus gustos, a los que sin duda habrán de hacer caso los creadores y fabricantes.

Las redes, cómo no, son un territorio complejo cuyo desarrollo histórico apenas estamos viviendo en sus primeros pasos, pero expresan a la perfección la necesidad de dar peso a los ciudadanos –a cada uno de ellos- en todas las esferas de decisión públicas.

Quienes emplean el marketing cultural como una herramienta esencial de su gestión –en compañías, teatros, orquestas, auditorios, museos…- tienen en las redes una maravillosa manera de conocer a los destinatarios de sus mensajes, de escucharlos y atenderlos. Si las emplean exclusivamente de forma piramidal, es decir, como sistema de envío de información, están perdidos. Para que funcione adecuadamente deben simplemente dar satisfacción a las partes. Las dos.

Post por Raúl Ramos

Deja tu comentario

Acepto la política de protección de datos de ASIMÉTRICA