Blog

Más vídeo para más engagement

Elisa Damiani

Por

31 Ene 2014

El vídeo nunca mató a nadie:

El vídeo es un contenido ideal para nuestra estrategia de marketing, es fundamentalmente un contenido maravilloso para conseguir más difusión de nuestro proyecto cultural o nuestra institución, que nos ayuda a viralizar y a conseguir más engagement con nuestro público.

Además el vídeo nos permite comunicarnos con el público de una forma que ni el texto ni las imágenes lo hacen, puede contextualizar lo que los usuarios van a ver, para que así cuando crucen la puerta de nuestra institución no se sientan abrumados por  lo que van a ver y sentir en las próximas horas.

Video Killed the Radio StarPero no todo vale, por desgracia no sirve hacer un vídeo una vez al año y sin ningún tipo de objetivo. Hay que tener una estrategia, unos objetivos y un calendario editorial en el que planifiquemos la difusión de nuestros vídeos.

¿Qué objetivos puedo tener? Lo primero que tenemos que preguntarnos cuando vamos a grabar un vídeo es: ¿por qué lo vamos a hacer? ¿Para qué lo vamos a usar?

Puede ser que el vídeo lo quieras para dar a conocer un producto nuevo, como el sistema de fidelización que acabas de crear, o a lo mejor lo quieres para difundir tu última producción, o para recaudar fondos.Cada vídeo tiene un mensaje distinto y contará la historia de una forma u otra, no es lo mismo recaudar fondos que presentarte.

Una vez sepas para qué quieres tendrás que plantearte a quién lo quieres dirigir, ¿es para atraer a público joven o para los programadores? Cada público tiene su propio lenguaje.

No menos importante es saber qué quiero que suceda después de cada vídeo, es decir,  si esperas que tus usuarios hagan alguna acción específica una vez  lo hayan visto, por eso cuando planifiques la difusión–web, redes sociales, newsletter-  debes también pensar en qué llamadas a la acción –las famosas call-to-action- vas a insertar, recuerda cuál era tu objetivo al hacer el vídeo e imagínate al espectador preguntándote: ¿qué quieres que haga cuando termine de ver tu flagrante metraje? ¿Comprar entradas, donar, compartirlo con mis amigos, comentar? Cada una de estas acciones tiene una llamada a la acción propia como por ejemplo si mi intención es que compres entradas tengo que poner el botón de compra dentro del vídeo.

Creo que para explicar mejor lo anterior lo más adecuado es poner una serie de vídeos que lo ejemplifiquen, además ¿qué sentido tendría escribir un post sobre vídeos sin vídeos?

Conseguir engagement:

En este vídeo lo que vemos es como el MoMA busca nuestra empatía, no quiere vendernos una exposición, ni un producto, ni que usemos una audioguía, quiere que nos sentamos identificados con el chico del vídeo y su vida. El objetivo es que compartamos ese vídeo con nuestros amigos, y al finalizar el vídeo nos lo deja claro: compártelo en Facebook, en Twitter o en tu web.

Recaudar fondos (crowdfunding):

Vídeo Comet Theatre

Seguramente si solamente hubiésemos leído la historia del cine Comet y visto un par de fotografías del edificio la historia no nos habría llegado de la misma forma, y no sabemos si habrían conseguido el dinero para el equipo digital. El vídeo de Carol Carlson destila pasión, por el cine, por su trabajo, por la experiencia de ir a ver una película, una experiencia que va más allá de la pantalla y que une a personas, lo que más le gusta a Carol es conocer a su comunidad, a la gente que va a su cine. Como ves el crowdfunding salió adelante, y consiguieron el dinero que necesitaban

Difusión compra de entradas:

En este apartado os animo a que veáis varios vídeos:

En este caso el vídeo es de una de las últimas producciones Steppenwolf, Tribes. Personalmente creo que la difusión de esta obra sin vídeo no habría sido igual, y de hecho habría perdido bastante.

El único error que le veo a estos vídeos es que si bien nos animan a comprar entradas, tras ver el vídeo no hay una llamada a la acción clara, un botón que nos lleve a la página de compra, tanto desde el canal de Youtube como en su web. Os animo a que veáis el vídeo en el que cuentan quiénes son y lo que hacen, que también es espectacular.

Difusión dirigida a un público joven:

Cuando queremos dirigirnos a un público más joven tenemos que cambiar el lenguaje, hacerlo más atractivo, ya que esperan  ver algo diferente:

De este vídeo del Young Vic me gusta todo, la duración, la estética, como introducen los comentarios del público con la música, y sobre todo el hecho de que compraran publicidad para sus propios vídeos para así poder incluir la venta de entradas en el vídeo, en la esquina izquierda.

Contextualización:

Por contextualización me refiero sobretodo a los vídeos de ensayos, o las grabaciones de talleres, es decir, esos vídeos que nos contextualizan una actividad y nos ayudan a entender que es lo que se hace en la institución. Seguramente hayáis visto alguno hecho con infografía para explicar una temporada. Este del National Theatre of Scotland me parece perfecto:

Dear Scotland – 2014 Season Trailer from National Theatre of Scotland on Vimeo.

Difusión de programas de lealtad:

¿Estás pensando en hacerte miembro del programa de lealtad de la Tate? ¿Quiere saber en qué ayudarás al museo? En estos videos la Tate Gallery hace un ejercicio de transparencia y cuenta cómo el dinero de las membresías ha ayudado a adquirir nuevas obras y el valor que éstas tienen para la colección del museo.

¿Qué te han parecido los vídeos? ¿Conoces algún otro ejemplo que te encante? ¡Cuéntanoslo!

Deja tu comentario

Acepto la política de protección de datos de ASIMÉTRICA