Blog

Una temporada de cine: público, ópera y ballet

Emilio Piñango

Por

23 Sep 2015

Regresamos de la pausa estival como cada año y los teatros se preparan para subir nuevamente el telón. El Bolshoi, el Royal Opera House y la Ópera Nacional de París, por citar algunos de los más prestigiosos centros escénicos, apuestan por subir un telón diferente: hacer de las salas de cine un espacio alternativo para captar nuevos públicos y ofrecer experiencias culturales más accesibles. Las audiencias de la danza y la ópera son llamadas a una nueva experiencia de consumo.

Este naciente segmento de público de las artes escénicas, y de las más solventes casas de ópera, resulta de gran interés por representar una nueva forma de acercarse a lo escénico y por estimular en el espectador nuevas valoraciones con respecto a lo que consume y el espacio donde lo hace.

Sin duda, asistir a una transmisión en cine de tan efímeras artes puede plantear muchas interrogantes en el potencial espectador. Para los que hemos probado la experiencia, resulta increíble tener acceso en directo, desde un importante número de ciudades, a las grandes compañías de ópera y danza. Para los frecuentes de lo escénico, una barrera geográfica es resuelta.

Pero ¿cómo llegar a la relevancia de la experiencia escénica de las audiencias en un espacio en el que no se está tradicionalmente habituado?

En el 2014 la Guidhall School of Music & Drama, bajo la autoría de Karen Wise, publica English Touring Opera – ‘Opera in Cinemas’ Report (disponible en inglés) en el que se trata de responder a algunas cuestiones claves con respecto a esta compleja y nada fácil pregunta.

Wise analiza varios casos londinenses y pone sobre la mesa algunos elementos sobre la experiencia del público de danza y ópera desde una sala de cine.

Las interrogantes que plantea la autora sobre la decisión de consumo y la satisfacción del usuario resultan rutas infaltables en una estrategia de gestión de este segmento de público: ¿Cuál es el público que asiste a este tipo de programas? ¿Qué valoran las audiencias sobre su experiencia de ópera y ballet en el cine? ¿Cuáles son las motivaciones para asistir a una transmisión en cine y si estas son diferentes a las de asistir a un teatro?

El estudio, por un lado, explora sobre la incapacidad de la sala de cine para reproducir a cabalidad la experiencia de asistir al teatro y, por otro, valora las oportunidades que el cine ofrece. Una oferta que puede superar varias barreras en el proceso de consumo del espectador, ya sean: geográficas, económicas o sociales.

TEMPORADAS 2015-2016. LA BUTACA ES EL CINE

Los teatros más célebres apuestan por una programación de altísima calidad que sirva de jalón para sus respectivos públicos. El repertorio guarda siempre en relación: un casting de grandes estrellas de la ópera o la danza y obras que resulten conocidas a las audiencias de lo escénico y que sirvan también para atraer a nuevos espectadores. La marca Royal Opera House, Ópera Nacional de París o Teatro Bolshoi será uno de los elementos más relevantes y atractivos para las audiencias.

Repasando algunas de las temporadas que inician, encontramos una apetecible oferta escénica que incluye:

Ballet Bolshoi. Te esperamos en el cine…

Desde Moscú tendremos la oportunidad de disfrutar de una de las compañías de ballet más prestigiosas del mundo de la danza. La programación la conforman obras infaltables del repertorio clásico y moderno: Giselle, Joyas de George Balanchine, La Dama de las Camelias, Cascanueces, Don Quijote y un clásico muy cuidado por la compañía moscovita como Espartaco.

Royal Opera House. En un cine cerca de ti…

Una oferta mixta de ópera y ballet nos ofrece la casa de ópera londinense. Natalia Osipova, Marianela Núñez, Carlos Acosta forman parte de la gloria de danza: un cartel que tirará del público amante del ballet. En ópera, encontramos figuras como Bryn Terfel, Joyce Didonato y Vittorio Grigolo. El repertorio de ballet para esta temporada trae los clásicos Romeo y Julieta y Cascanueces, acompañados de un programa mixto con obras de Jerome Robbins, George Balanchine y Frederick Ashton. Para los fieles de la ópera, el programa trae: Las Bodas de Fígaro, La Traviata, Cavalleria Rusticana y Lucia di Lammermmor, entre otras renombradas obras.

Ópera Nacional de París. Bastilla y Garnier, en directo…

Una oferta escénica que también alterna ópera y danza. El cast del ballet es asegurado por las étoiles de la compañía parisina y el cartel de ópera ficha estrellas internacionales como Anna Netrebko y Jonas Kaufmann: Bryn Terfel lo tendremos nuevamente en pantalla desde París. El programa de ballet viene con un repertorio moderno compuesto por Jerome Robbins, George Balanchine y Benjamin Millipied, además de algunas legendarias obras de los Ballets Rusos de Serguei Diaghilev y el clásico Cascanueces con firma coreográfica de Rudolf Nureyev. Del programa de ópera destacamos: Il Trovatore y Rigoletto de Verdi, y Iolanta de Tchaikoski.

Repasadas las anteriores temporadas, creo que Londres, Moscú y París, nos quedarán más cerca: o por lo menos en lo escénico. Una oferta que nos traerá lo mejor de la danza y de la ópera. Una singular oportunidad que nos invita a disfrutar de lo escénico de una forma diferente.

BONUS: para más ópera no dejes de ver la programación del Metropolitan Opera House, NuevaYork.

Deja tu comentario

Acepto la política de protección de datos de ASIMÉTRICA